martes, 25 de septiembre de 2012

LA TORMENTA PERFECTA- jorge rachid

 

LA TORMENTA PERFECTA
Un artículo de Jorge Rachid
                                            


Esa definición alcanzó se hace poco tiempo, en el comando conjunto de los grupos hegemónicos concentrados de poder económico y relaciones internacionales que operan en nuestro país, dependientes de las directivas del Grupo de los 8, como poder imperial, en su estrategia de desplazar del poder político al peronismo, que desde el año 2003 amenaza sus bases de sustentación, ahora estructurales, del afianzamiento que habían logrado a través de los años de dictaduras blandas, dictaduras duras, democracias débiles y democracias cipayas, bajo el amparo primero de la Doctrina de Seguridad Nacional y luego del Consenso de Washington.

La Tormenta abarca todos los frentes de ataque que puedan ejecutarse en forma simultánea, desde el IPC índice de precios hasta la inseguridad, desde la corrupción a la falta de libertad, desde el supuesto cepo al dólar hasta el alineamiento con el chavismo, pudiendo seguir enumerando el listado completo de acciones en desarrollo o a desarrollar en los próximos meses. No es menor en este camino el proceso de difamación en el campo internacional, aplaudiendo a los Fondos Buitres, estimulando sanciones a nuestro país por parte de los organismos de crédito en especial al FMI , criticando nuestro alineamiento en el UNASUR y la CELAC, boicoteando los desarrollos de negocios petroleros en terceros países, propiciando sanciones sobre libertad de prensa por parte de las empresas de los medios de comunicación verdaderos arietes antidemocráticos en Latinoamérica y estimulando novedosos procesos golpistas de cualquier tipo: hueguístico, parlamentarios o sediciosos.

No es la primera vez en la historia que ocurre, ni en nuestro país ni en Latinoamérica. Le ocurrió a Bolívar con la traición de su vice Santander, aquí pasó casi lo mismo; a San Martín con Rivadavia y Pueyrredón que motivó su desobediencia a Buenos Aires; no titubearon el llamar las tropas brasileras-portuguesas para derrotar a Rosas en Caseros, antes se habían subido a los barcos franceses e ingleses en Obligado, no tuvieron empacho con el embajador Braden de EEUU para combatir a Perón, pintaron "viva el cáncer" ante la enfermedad de Evita, movilizaron la Iglesia bajo cuyo manto bombardearon Plaza de Mayo, fusilaron a sus camaradas, proscribieron las mayorías populares por18 años, impusieron dictaduras, provocaron genocidios, vendieron al país por monedas, sin conciencia ni mandato histórico marginando al pueblo y sometiendo a los humildes, desposeídos y trabajadores, provocando el atraso y la frustración nacional por décadas.

Ahora otra vez estimulando el odio y el rencor social de las oligarquías sobre los humildes, pidiendo la muerte y la fractura democrática, ante la complicidad silenciosa de los medios y los grupos de poder. Los mismos que se favorecieron con las políticas actuales, los que pidieron que intercedieran por ellos en inversiones externas, los que solicitan ante cualquier problema ayuda estatal con financiamiento, pero critican los planes sociales, rechazan el protagonismo joven, denuncian intervencionismo y tratan a quienes combaten la evasión impositiva, como nazis en búsqueda de víctimas.
Ese verdadero aquelarre no es disparado por personas ofendidas, es planeado, ejecutado, diseñado y establecido por un grupo homogéneo de poder que busca recuperar el territorio perdido.

Nada dicen sobre lo que harán si triunfan, nunca hablan de elecciones y de vencer democráticamente, tildan al peronismo de dictatorial, desconocen las leyes y piden seguridad jurídica, reclaman mano dura y protegen a los genocidas, atacan la corrupción supuesta y obvian la que está siendo juzgada, luchan por los costos empresariales intentando bajar salarios vía devaluación, plantean marcos de pobreza extremos y evaden impuestos a la riqueza.
Describen un país caótico, propicio para el intervencionismo después de la Tormenta Perfecta, o sea la conjunción en un momento determinado de todas estas acciones confluyendo en un punto, en una situación específica que provoque el desplazamiento del poder.

Lo llamativo de la actual situación es que cuadros militantes, hombres y mujeres del campo nacional y popular que quizás tengan contradicciones con el Gobierno, pero que han estado incluso en su funcionariado de primer nivel, que han recibido como en el caso de sectores del sindicalismo el aluvión de trabajo y dignificación del trabajador argentino después de décadas neoliberales, con estamentos institucionales funcionando desde los Convenios Colectivos al Consejo del Salario, se sumen ahora a la planificación de los verdaderos dueños del poder.
No se puede creer en el desconocimiento de estas acciones que estoy describiendo, no se puede ignorar que ningún árbol quedó en pié cuando irrumpió a sangre y fuego el neoliberalismo, ni aún aquellos que querían aparecer como complacientes o hacerse los cómplices.
Nadie les pidió que se bajen de la lucha política a esos militantes, ni se les hace reproches por buscar su destino político pero que pierdan su esencia peronista y nacional en aras de una lucha que divide al país entre quienes quieren volver al pasado y quienes apostamos al futuro modelo argentino con Justicia Social, es lamentable y le agrega masa crítica al gorilismo.

La Tormenta Perfecta está en marcha, allí pondrán todos los medios económicos y comunicacionales al servicio de esa estrategia, lo están haciendo  nivel nacional e internacional, se está desarrollando ahora, en este momento, en un marco desinformativo de lo que pasa en el mundo, de la crisis de los países centrales, de su necesidad de que los periféricos, es decir nosotros, abramos nuestras economías para que ellos puedan resolver sus crisis, que devaluemos para que nos volvamos baratos en sus estructuras de costos, pretendiendo además bajar nuestros precios de los comodities de granos en función del hambre en el mundo que ellos provocan, cuando lo han transformado en un negocio especulativo a nivel mundial. Nada se informa de la situación externa, excepto en los informes económicos aún de los medios opositores, que plantean con números, la mayor solidez de la economía argentina, reconocida por los dos últimos premios Nóbel : Krugman y Stigliz, como así también por organismos internacionales como la CEPAL y la UNESCO  en el caso de la pobreza y sus avances en nuestro país y en el continente, mal que les pese a quienes combaten peyorativamente al "populismo" en América Latina como figura denigrante de lo popular.

Como siempre fue y seguirá siendo, se verá en este informe una teoría conspirativa, que nunca existe, excepto 25 años después cuando se abren los archivos o aparece Wikileaks, aunque como es información de antaño a nadie le interesa, por eso un asesino como Kissinger puede seguir escribiendo como columnista en el "gran diario argentino" pese a haber provocado la muerte de Salvador Allende, miles de chilenos, argentinos, uruguayos y paraguayos, ejecutados por su orden y consentimiento según figura en los archivos desclasificados.

En este sentido se informa poco de la Alianza del Pacífico liderada por EEUU para debilitar el UNASUR y la CELAC, conformada por Chile , Perú, Colombia, México, Nueva Zelandia, Australia, Japón, Singapur y Corea del Sur con arancel cero en su comercio tipo su propuesta del ALCA que en el caso mexicano ya sabemos como terminó con desocupación y conflicto social. O sea como en el ajedrez las blancas también juegan y EEUU tiene una estrategia para "su patio trasero", que se expresa en el abanico de bases militares y planes de control social a través de la DEA y su supuesta lucha contra el narcotráfico.

En este cuadro de situación se desarrolla la lucha política en la Argentina de hoy, intentando preservar el empleo por sobre todas las demás variantes evitando la caída de la producción, que otros festejan, propiciando escenarios catastróficos funcionales a la Tormenta diseñada, con el gobierno manejando la crisis externa, propiciando el consumo interno y ampliando los derechos sociales, invirtiendo en el país, desalentando la fuga de divisas y protegiendo el salario. Mientras los vientos de la Tormenta propician escenarios de demandas insatisfechas, muchas de ellas legítimas en cuanto a salarios, jubilaciones y asignaciones, pero descontextuadas del momento actual de lucha y confrontación nacional e internacional.
Nos enseñó Perón "cuando la Patria está en peligro, lo único que no puede hacer un argentino es no estar en ningún lado". Cada uno elige su destino, el de su familia y el de su Patria, ninguna pelea sectorial es mas importante que la sociedad en su conjunto ni ningún afán político puede comprometer el futuro de nuestro país ni la felicidad de nuestro pueblo, menos aún participando de Tormentas de otros intereses ajenos a la identidad y conciencia nacional.

JORGE RACHID
CABA, 25 de septiembre de 2012-09-25
jorgerachid2003yahoo.com.ar









sábado, 22 de septiembre de 2012

Mal ejemplo. Por Alfredo Zaiat

 
 

Cuando el Gobierno dispone medidas económicas de trascendencia genera corrientes de apoyos y rechazos en el momento álgido del debate sobre sus implicancias inmediatas. La expropiación de acciones de YPF fue uno de esos casos. Para algunos ha sido el camino de recuperación de la soberanía energética, y para otros, el avasallamiento de la propiedad privada. Existen costos y beneficios visibles que involucran a protagonistas directos de una iniciativa tan importante. Si sólo fuera eso, la cuestión sería bastante manejable en términos políticos y económicos. Sin embargo, existen impactos no visibles que exceden el hecho en sí, pues alteran relaciones de poder en la economía. Empieza a sucederse entonces una serie de mensajes contundentes del mundo financiero y empresario acerca de que el desplazamiento de un actor del poder económico, en este caso una multinacional española con sus socios financieros, no será gratuito. Y el establishment lo hace notar. Uno de esos mensajes advierte que la economía argentina será pertinazmente cuestionada por agencias y foros internacionales para dejar en claro que pasó a ocupar el lugar de mal ejemplo y que recibirá los consiguientes castigos en el mercado financiero. El objetivo último excede la cuestión argentina, siendo lo principal evitar el efecto contagio.

El atolladero en que se encuentra las economías europeas, en especial las de los países periféricos, y la insistente mención al caso argentino como solución exitosa de la crisis, con default y devaluación (la salida del euro sería equivalente), ha derivado en la profundización de la estrategia de aislar la experiencia argentina, mostrándola como excepción y señalando que ese camino tendría elevados costos para quienes evalúen imitarla. Declaraciones como las del líder de izquierda, segunda fuerza política de Grecia, Alexis Tsipras, elogiando la forma de resolución de la crisis argentina 2001-2002, repetidas por miembros del movimiento de indignados de otros países europeos, ha provocado esa reacción. Más aún cuando dos premio Nobel de Economía, Paul Krugman y Joseph Stiglitz, han ponderado algunas características del sendero argentino para superar la crisis de deuda y de competitividad.

No se trata de una cuestión de conspiraciones o de una confluencia planificada de intereses en contra de Argentina, sino de algo más ordinario, que no es otra cosa que la respuesta del mundo financiero por la afectación de negocios y privilegios, que pretenden preservar, si ya no aquí, en otros países. El objetivo es obturar la posibilidad de emulación de la experiencia argentina, consistente en una política heterodoxa construida a partir de diferentes urgencias que desorienta a más de uno porque ha sido, por ese distintivo comportamiento del kirchnerismo, imprevisible y, a la vez, con resultados positivos.

El control estatal sobre la petrolera nacional YPF, como antes fue la renegociación de la deuda con una elevada quita de capital, el pago al FMI, el fin de las AFJP, usar reservas para pagar deuda, la reforma de la Carta Orgánica del Banco Central, la administración del comercio exterior y el control sobre la disponibilidad de moneda extranjera, no fueron medidas del agrado del mundo empresario y financiero, local e internacional. Cada una de esas iniciativas tuvo su origen en diferentes urgencias surgidas por la propia dinámica local o por shocks externos, como la crisis económica en Estados Unidos y Europa.

La oposición a esas medidas no se ha limitado a la fuerte crítica en el momento de instrumentarlas, sino que se ha extendido en el tiempo. La fracción del poder económico perjudicada no se ha quedado de brazos cruzados, sino que va cobrando las pérdidas de diversas formas. Una de ellas es la persistente censura a la política económica. En este año se han intensificado las observaciones críticas desde varios frentes del exterior, con la correspondiente amplificación en la plaza local. El voto en contra de potencias económicas para conceder al país créditos del Banco Mundial o del Banco Interamericano de Desarrollo. Presentaciones formales ante la Organización Mundial de Comercio por medidas proteccionistas dispuestas por Argentina, acusaciones realizadas por países centrales cuya principal característica es la de tener una política proteccionista de sus mercados. Las presiones para el pago de juicios con fallo en contra en el Ciadi, exigiendo la renuncia a la jurisdicción de la justicia local. También la pretensión de cerrar el capítulo del default con el Club de París en condiciones desventajosas para el país. Las críticas del Banco Mundial al nuevo papel del Banco Central en la economía local, cuestionando la nueva Carta Orgánica que abandonó el postulado neoliberal de independencia del poder político y sumisión al poder financiero. La campaña de desprestigio de la economía argentina por parte de los fondos buitres que quieren cobrar el ciento por ciento del capital, más intereses y punitorios, de bonos de deuda en default no ingresados a las dos rondas del canje.

En esta semana también hubo dos movimientos que parecían coordinados, pero que involuntariamente operaron a destiempo. El lunes, el FMI iba a difundir un comunicado criticando la labor del Indec, observación que finalmente se difundió al día siguiente. En la fecha prevista de esa nota del organismo financiero, la agencia Moody's Investors Service, cambió la perspectiva de la calificación de los bonos argentinos en moneda local y extranjera de estable a negativa. No hubo ningún hecho puntual en estos días que hubiera merecido el retroceso en esa evaluación. Por el contrario, si esas agencias son contratadas para estudiar la capacidad de repago de la deuda de países y empresas, luego de la cancelación total del Boden 2012, en dólares, y el compromiso de pagar con reservas del Banco Central los próximos vencimientos, incluyendo casi 3500 millones de dólares por el Cupon del PBI a fin de año, la calificación debería haber subido y no bajado. Pero los argumentos de Moody's revelan la motivación política, más que el análisis sobre la solvencia de las variables macroeconómicas, de la decisión de castigar a la economía argentina.

El reporte explica que la reducción de la calificación fue porque se "tuvo en cuenta recurrentes y crecientes preocupaciones sobre la calidad y la verosimilitud de los datos oficiales, particularmente los índices de inflación y cifras del PIB que continúan divergiendo de los reportados por fuentes del sector privado". La misma línea argumental expuesta en el comunicado del FMI sobre el Indec, demorado un día su difusión debido a negociaciones políticas entre el gobierno y la conducción del Fondo, perdiendo así la posibilidad del impacto conjunto. Este flanco es el más débil de la posición argentina porque no ha resuelto la crisis de legitimidad de la producción de estadísticas del Indec, y porque, ante el desorden provocado en el sistema nacional de estadísticas, ha caído en la trampa de ganar tiempo de la mano del FMI. Se sabe que el Fondo se muestra inicialmente como un grupo de técnicos amable dispuesto a colaborar, en este caso con asesoramiento técnico para mejorar las estadísticas, para convertirse finalmente en un grupo de lobby del sector financiero.

El contenido del comunicado de Moody's expresa los motivos de la sanción a la Argentina, al señalar que la mala calificación es por el "persistente entorno de políticas desordenadas, evidenciada entre otras por la nacionalización de YPF, la petrolera más importante de Argentina, sin el pago de una indemnización, y por diversos controles a las importaciones que han provocado un estancamiento del crecimiento económico del país". Para Moody's, Argentina se caracteriza "por políticas económicas inconsistentes".

El mensaje es cristalino. El mundo financiero difunde que la política económica heterodoxa argentina es un mal ejemplo, y los países que la imiten sufrirán el mismo castigo.

El análisis de Moody's es el insumo necesario para conocer cómo presionan para retener a los países en el corralito de la ortodoxia. Ya se sabe entonces qué debe seguir haciendo el país mal ejemplo. Continuar andando a contramano.

azaiat@pagina12.com.ar

© 2000-2012 www.pagina12.com.ar  |  República Argentina  |  Todos los Derechos Reservados


sábado, 8 de septiembre de 2012

DEMASIADO JOVENES?



Negrito Floreal Avellaneda
Floreal Edgardo Avellaneda, el Negrito, nació en la ciudad de Rosario el 14 de mayo de 1961. 
Era militante de la Federación Juvenil Comunista, se encargaba de las tareas de propaganda en su barrio. Vivía con su madre Iris Etelvina Pereyra de Avellaneda y con su padre Floreal Avellaneda, delegado de la fábrica textil Tensa, ambos militantes del Partido Comunista.
Floreal "el Negrito" Avellaneda, tenía tan sólo 14 años cuando fue secuestrado de su casa
 junto a su madre, es detenido ilegalmente y torturado. Su cadáver es hallado el 14 de mayo de 1976 en aguas del Río de la Plata. Su cuerpo fue encontrado con graves muestras de haber sufrido degradantes torturas físicas y haber sido víctima de un horroroso empalamiento.

A pesar de las torturas que le infligieron en la comisaría de Villa Martelli adonde lo llevaron, 
el Negrito no delató a ningún compañero, a pesar de que conocía muchos domicilios y cada una de las actividades de los comunistas del lugar: "Mi hijo ya tenía su educación y una gran valentía, lo mataron, pero no delató a ningún compañero, por eso para nosotros, los padres, es un ejemplo".


http://argentinaporlos5.blogspot.com/

sábado, 1 de septiembre de 2012

El valor de simbolizar la realidad

El acto simbolico de los maestros sancionados por el gobierno de macri, es sin duda, una de las mejores maneras de enseñar; desde la actuación de la realidad. La pedagogia moderna deberá enfocarse mas en una manera de aprender que es disparadora de muchas asociaciones. Con esa metodologia, los maestros pueden despertar en sus enseñados circunstanciales, muchas lecturas del mundo que individual y grupalmente los rodea.
Despertar las mentes y no adoctrinarlas, esa es la gran tarea.
Por eso se levantan para oponerse, los poderosos que quieren mantener el control de los ciudadanos con una escolarización que se vende como neutra y todos sabemos que la neutralidad no existe en ningun orden de la vida. Lo que existe es la actitud activa o pasiva respecto de lo que nos rodea.
Los que piensan como macri, y los jefes de macri, prefieren que los sujetos recorran su escolaridad de manera pasiva.
Les asusta las dramatizaciones de la realidad, porque revelan lo que ocultan las publicidades y propagandas maliciosas. Revelan lo que no se habla en los medios dominantes.
Les preocupa porque ya no cuentan con un videla que extermine jovenes.
En este contexto, mas que nunca apoyo la reelección de Cristina y no porque no haya cuadros que se están formando, sino porque es lo que mas les duele, les duele la capacidad que tiene de leer la realidad y decirla coloquialmente por cadena nacional. Ajustandose a derecho.